ASM Córdoba
shadow

La mirada del Cliente

Procesos, ordenes de trabajo, método, financiación, ideas, sueños, proyectos, ilusión, trabajo en equipo, reuniones, más trabajo, ilusiones, desengaños, éxitos…

Estos son algunos de los ingredientes con los que se construyen las empresas. Cada día es una puesta en escena de todos y cada uno de ellos y cada día una especie de examen para ver que nota sacamos.

Las empresas pasan por demasiados momentos, la ilusión del proyecto inicial, encontrarse con la dura realidad, intentar sobrevivir, algunas al final encuentran un camino que les conduce a una estabilización y las sobresalientes triunfan y son admiradas.

Llegar al éxito no es fácil, se sufre y trabaja muchísimo y, además, tiene una contra indicación cuando lo has conseguido, a un porcentaje alto de la población le afecta en su sistema neuronal haciéndole creer que ya lo sabe todo.

Es lo que le ha pasado a muchas empresas, cuando se han hecho muy grandes han olvidado como empezaron.

En ASM no queremos que nos pase eso. Desde hace tiempo el equipo directivo está implicado en trabajos de plataforma, se visitan Clientes, agencias asm, se acompaña a mensajeros, se vive el proceso en toda su extensión para tratar de entender porque se deben hacer las cosas.

Recuerdan aquella cita: lo oí, pero se me olvidó; lo vi y lo empecé a entender; lo hice muchas veces y lo aprendí para siempre…

Los datos, los informes, las estadísticas son necesarios para evaluar y mejorar los procesos, pero la mirada del Cliente, su gesto de rechazo o aprobación y sobre todo su sonrisa es el mejor indicador que el camino que hemos escogido y que estamos pintando de fucsia, es el camino correcto.